El moldeo por inyección sigue revolucionando la fabricación moderna. Este proceso de fabricación implica fundir material, como plástico o metal, y forzarlo a entrar en moldes bajo una presión considerable. Una vez que el material se enfría y se resiste, toma la forma del producto deseado. Versátil